Please use this identifier to cite or link to this item: http://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/6443
Title: Alcohol, conducción y cárcel: penas impuestas en contravenciones de tránsito y el principio de rehabilitación integral
Authors: Sánchez Savando, Sixto Guillermo
???metadata.dc.contributor.advisor???: Merizalde Avilés, María Lorena
Keywords: CONTRAVENCIÓN DE TRÁNSITO;REHABILITACIÓN INTEGRAL
Issue Date: Aug-2017
Abstract: En nuestro medio, la ingesta de bebidas alcohólicas representa un serio problema social, económico y de salud pública, debido a las consecuencias nefastas de muertes, lesiones y accidentes que ocasiona. Los usuarios de las vías públicas alcoholizados se exponen a un riesgo considerablemente alto de verse involucrado en un siniestro de tránsito, de ahí que, en nuestro país se han emprendido varias campañas y programas con el fin de disminuir o erradicar este problema. Sin embargo, han resultado poco efectivas para lograr su propósito, pues las cifras de los accidentes que tienen como causa el consumo de bebidas alcohólicas sigue encabezando la lista de las estadísticas obtenidas por diferentes instituciones públicas y privadas, la solución parecería estar lejos de alcanzarse; una verdadera cultura vial, se muestra como el enfoque más prometedor, para desvanecer los accidentes en las vías por esta causa. El Estado Ecuatoriano, en cumplimento de su deber, de garantizar la libre movilidad de personas, vehículos y bienes, bajo normas y condiciones de seguridad vial, aunque se ha visto en la obligación de endurecer las sanciones a los conductores, peatones, pasajeros que se encuentren bajo los efectos del alcohol y otras drogas; en el Código Orgánico Integral Penal, en la sección primera del capítulo octavo con título INFRACCIONES DE TRANSITO, ha tipificado los delitos y contravenciones pertinentes a este tema. El Reglamento General para la aplicación de la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial en su artículo 243 en cuanto al estado de embriaguez señala que “Para el efecto del cumplimiento de la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, el estado de embriaguez y la intoxicación por sustancias estupefacientes se definen, como la pérdida transitoria o manifiesta disminución de las facultades físicas y mentales normales, ocasionadas por el consumo de bebidas alcohólicas o estupefacientes, respectivamente, y que disminuye las capacidades para conducir cualquier tipo de vehículo”; por lo tanto el estado de ebriedad pertenece, como dicen los tratadistas de la materia, a la categoría de los delitos de Peligro Abstracto, pues para su configuración no se requiere ni de intención dolosa directa, ni de resultados antijurídicos, la protección de la Ley no recae inmediatamente sobre la integridad de las personas o cosas particulares, si no al bien jurídico protegido que es la seguridad pública. Por lo expuesto, el presente trabajo investigativo tiene por objeto analizar, desde un punto de vista práctico-jurídico la problemática descrita, haciendo especial énfasis en la efectividad de la pena impuesta para estas infracciones.
Description: Para justificar la presente investigación, es necesario empezar definiendo que es el alcohol, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo cataloga como una droga depresora que incluso en pequeñas cantidades puede llegar a afectar a la conducción, pues las primera células en ser afectadas por el licor son las de la corteza cerebral, las cuales son las responsables de: el pensamiento, el razonamiento y el juzgamiento, actitudes esenciales para que la conducción sea todo un éxito. Es por ello que la misma OMS declaró a los accidentes de tránsito enfermedad pública, lamentablemente son la segunda causa de muerte en el mundo, incluso que entre el 70 al 90 por ciento de los siniestros fueron provocados por el factor humano y específicamente por conducir embriagado. Este hecho nos lleva a la conclusión de que se debe dar una suma importancia al principal enemigo del conductor, el alcohol. Una vez que se produce el accidente, el conductor responsable del siniestro es llevado a los Tribunales, en nuestro país, Ecuador, se considera contravención con tipificación en el Código Orgánico Integral Penal en el artículo 385, el conducir con una cantidad de alcohol superior a 0.3 grados en la sangre (la pena depende de la escala, varía de 5 a 30 días). Lamentablemente, las personas que corren el riesgo de manejar bajo los efectos del licor son personas que lo beben de manera habitual, muchos de ellos después del informe psicológico y toxicológico, son considerados como ebrios consuetudinarios o alcohólicos dependientes.
URI: http://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/6443
Appears in Collections:Proyecto de Examen Complexivo de Abogado (a) de los Tribunales de la República.
Proyecto de Examen Complexivo de Abogado (a) de los Tribunales de la República.

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
TUAEXCOMAB021-2017.pdf696.85 kBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.

 

Valid XHTML 1.0! DSpace Software Copyright © 2002-2013  Duraspace - Feedback