Please use this identifier to cite or link to this item: http://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/10936
Title: Exclusión de la acusación particular del Código Orgánico Integral Penal
Authors: Sandoya Becilla, Carlos Moises
???metadata.dc.contributor.advisor???: Sánchez Santacruz, Raul Fabricio
Keywords: EXCLUSIÓN;ACUSACIÓN PARTICULAR
Issue Date: Nov-2019
Abstract: La legislación penal ecuatoriana tuvo una serie de cambios a partir de la vigencia del Código Orgánico Integral Penal, sobre todo en relación al concepto de víctima, ya que dentro del artículo 411 de este cuerpo legal, se amplió considerablemente la misma, por lo que un considerable número de personas tiene esta calidad conjuntamente con el sujeto pasivo de la infracción penal. Esta situación tuvo una repercusión en la figura del acusador particular, ya que actualmente casi cualquier persona que haya tenido una afectación mínima por un delito es considerado como víctima, y por lo tanto, puede presentar acusación particular, lo cual ha desnaturalizado a esta figura. Ha este hecho se le suma que actualmente la figura del acusador particular ha perdido utilidad, en razón de que sus atribuciones pueden ser realizados por la víctima por sí misma, de modo que no tiene ningún aporte para el proceso penal, y al contrario, existen criterios doctrinarios que apuntan que la misma tiene una influencia negativa, por lo que debe ser eliminada. Por esta razón, la presente investigación aborda desde el punto de vista de la doctrina, la legislación y el estudio de campo, la actual utilidad de la acusación particular en la legislación penal ecuatoriana.
Description: El artículo 434 del COIP, numeral primero, prescribe que podrán presentar la acusación particular: “La víctima, por sí misma o a través de su representante legal, sin perjuicio de la facultad de intervenir en todas las audiencias y de reclamar su derecho a la reparación integral, incluso cuando no presente acusación” (Código Orgánico Integral Penal, 2014), así también otras personas podrán presentarlas como los representantes o procuradores de las personas jurídicas, en el caso de que éstas hayan sido las víctimas del delito; los representantes legales o los delegados especiales y el Procurador General del Estado, en el caso de que la víctima sea un organismo del Estado. Para tal efecto, dentro de la normativa del mismo COIP en su artículo 333 se ha dispuesto un trámite que cuenta de diversas reglas que deberán ser cumplidas a cabalidad por parte de las víctimas, para que puedan ser consideradas como acusadores particulares y ejercer las facultades que les permite el ordenamiento jurídico procesal penal.
URI: http://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/10936
Appears in Collections:Proyecto de Examen Complexivo de Abogado (a) de los Tribunales de la República.

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
TUBEXCOMAB037-2019.pdf1.84 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.

 

Valid XHTML 1.0! DSpace Software Copyright © 2002-2013  Duraspace - Feedback