Please use this identifier to cite or link to this item: http://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/10259
Title: La donación de órganos ante el derecho a la salud y la vida
Authors: Alarcón Aguilar, Christian Andrés
???metadata.dc.contributor.advisor???: Jordán Naranjo, Genaro Vinicio
Keywords: DONACIÓN DE ÓRGANOS;DERECHO A LA SALUD
Issue Date: Aug-2019
Abstract: La donación de órganos es un tema sensible para las personas porque involucra creencias culturales y normas sociales en la decisión sobre el destino del propio cuerpo. Pero resulta fundamental comprender el sentido comunitario, generoso y solidario que constituye aportar los órganos y tejidos de un cuerpo cadavérico para mejorar la vida de alguien que los necesita, generando no sólo bienestar en una sola persona sino en una familia y en una comunidad. La donación de órganos determina que la falta de regulación jurídica en los casos de donación de órganos, tejidos y células entre personas vivas sin grado de parentesco vulnera el Derecho a la Salud y la Vida, derechos que están estipulados en la Constitución y que el Estado es el encargado de velar, proteger y garantizar estos derechos y por ende lo que también se encuentra estipulado en los diferentes cuerpos normativos Internacionales. Se debe evidenciar cómo los derechos contenidos en la Constitución de la República del Ecuador en favor la donación de órganos entre personas vivas y que se debe establecer que no tengan grado de parentesco a fin de garantizar el Derecho a la Salud y a la Vida
Description: La Constitución ecuatoriana del año 2008 es el resultado de un largo proceso político- social de transformaciones especialmente en la normativa, debido a que se extiende su catálogo de derechos fundamentales como garantías constitucionales todo esto con un propósito específico que es el progreso de la sociedad de esa manera alcanzar el buen vivir. La Constitución Ecuatoriana del año 2008 consagran normas relacionadas a derechos y principios fundamentales específicamente en el área de la Salud, que avanza en cuanto a la consideración de la Vida y se extiende la protección de los derechos de las personas que forman parte del Grupo de Atención Prioritaria, que en este caso son quienes necesitan o están a la espera de recibir el trasplante de un órgano, célula o tejido. El Instituto Nacional de Donación y Trasplante de órganos, tejidos y células lanzó una campaña en que su principal logan fue que “todos somos donantes salvo que expresemos lo contrario. Esa es la principal consigna de la norma”; pero no se ha dado cuenta que en la norma menciona que solo pueden ser la o el receptor la persona que tenga parentesco, hasta el cuarto grado de consanguinidad, con la o el donante, o se trate de su cónyuge o conviviente en unión libre; y, que, siendo el caso, se hubiere comprobado la compatibilidad entre donante y receptor mediante las pruebas médicas correspondientes. La salud como derecho, es uno de los principales por lo que va dirigido a cada uno de los habitantes de nuestro país e inherentemente a todas las personas del mundo ya que existen Tratados Internacionales en los que se prioriza dicho principio. Cuando hago énfasis en la donación de órganos entre personas sin grado alguno de parentesco, lo hago porque habrá la necesidad en que una persona requiera algún órgano, tejido o célula de otra persona que pueda ser su amigo, vecino o simplemente alguien que desee donarlo; pero no lo podrá hacer porque uno de los requisitos es el grado de consanguinidad.
URI: http://dspace.uniandes.edu.ec/handle/123456789/10259
Appears in Collections:Proyecto de Investigación de Abogado (a) de los Tribunales de la República

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
PIUAAB044-2019.pdf3.94 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.

 

Valid XHTML 1.0! DSpace Software Copyright © 2002-2013  Duraspace - Feedback